Cómo sobrevivir a un despido y a dos y a tres…

Llevo casi veinte años trabajando y he tenido situaciones laborales de lo más complicadas. Lo cierto es que también he tenido más de un despido. Y no lo voy a negar: es muy duro vivir un despido, es una pérdida importante y afecta a tu vida personal y familiar.

Con cada despido te sientes culpable y tu autoestima baja consierablemente

El despido que recuerdo con más horror fue en una empresa donde estuve un mes y medio. Sí, seis semanas. El día antes de trabajar ingresé de urgencias con un dolor de cabeza insoportable. A los tres días de trabajar allí, volví al hospital y llegué a casa a las dos de la madrugada.  Pero como soy así de chula, yo no dije nada en el trabajo. A las tres semanas me detectaron migraña y que ésta me acompañaría toda la vida. Y, honestamente, no sé si hice bien mi trabajo o no, porque iba con fármacos hasta arriba, sin dormir y una angustia enorme. Eso sí, la migraña me la provocó un medicamento y ya estoy más tranquila.

Si te encuentras mal, coge la baja y no te hagas la valiente

Hace poco leí un titular en La Vanguardia que me encantó: “Si un líder falla es porque le falta inteligencia emocional“. ¡Bravo! El autor de este titular es Michael D. Watkins, que acaba de escribir el libro “Los primeros noventa días”. Ya lo he puesto en mi lista de regalos para Navidad. 

Y es que no nos engañemos: jefes hay muchos, pero líderes muy pocos (si quieres saber un poco más sobre este tema, puedes leer este post sobre “Qué tipo de jefe tienes”). Además, en los tiempos que corren, no sé si os habéis fijado, pero la gente ‘no aguanta’, no se comunica… Si lo vives en tu pareja y en tu entorno familiar, ¿cómo no se va a vivir en el mundo laboral donde ni te quieren ni te aprecian?

Así que, mucho ánimo. Si has vivido un despido, no lo tomes como una derrota, sino como un aprendizaje. Y, sobre todo, no te eches la culpa. Estos tiempos son duros.

2 opiniones en “Cómo sobrevivir a un despido y a dos y a tres…”

  1. Muy bien tu escrito y tienes mucha razon, son tiempos dificiles y de todo aunque lo veamos una montaña lo importante es el animo y no dejar de subir cada dia un pasito.

    1. ¡Gracias por tu comentario, Vicenta! Con el tiempo todo vuelve a su sitio, porque dicen que ‘todo pasa por algo’, ¿verdad? ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *