¿Conoces la terapia Qilimbic?

La terapia Qilimbic trabaja la mente subconsciente para liberar el lastre emocional que acumula una persona en su vida diaria. A lo largo de nuestra vida experimentamos emociones dañinas que quedan ocultas bajo nuestra memoria vital, el lugar donde anidan todos nuestros recuerdos. El resultado es un lastre de miedos, problemas de autoestima, apego, relaciones complicadas, rabia, culpa o resentimiento que nos persiguen y no acaban de desaparecer. Es por ello, que muchas mujeres se preguntan cómo pueden liberarse de esas cargas para sanar a la niña interior y recuperar de nuevo su esencia de libertad.

Te contamos cómo liberarte de aquello que te pesa en tu subconsciente, con esta entrevista a Ester López Urbano, emprendedora, madre y terapeuta de Qilimbic.

¿Cómo fue tu infancia?

No fue nada fácil en casa, donde vivía en un ambiente de agresividad y maltrato. En la adolescencia, comencé a sufrir acoso (bullying) por parte de algunos compañeros del Instituto. Así que mi vida no fue sencilla y por eso ahora sé que mi misión es ayudar a otras mujeres a sanar a su niña interior y a iluminar su oscuridad para ser por fin felices.

«Yo tenía que nacer en una familia caótica para aprender, ser quien soy y ahora poder ayudar a los demás»

¿Cómo conseguiste soltar esa carga que tenías desde niña?

Más allá de la conciencia, existe un mundo por descubrir en el que se entierran todas esas emociones e impulsos nocivos para la salud física y mental. Por este motivo, para sanar y liberar la carga emocional de toda una vida, es imprescindible conectar desde el subconsciente y trabajarlo con las herramientas necesarias. Técnicas que permiten acceder a este terreno de la mente con el objetivo de potenciar el equilibrio psicológico o conseguir ciertas metas.

Desde el principio sabía que no iba a limitarme a trabajar con la parte cognitiva porque esto no es suficiente para sanar. Si bien funciona para analizar las cosas que le han ocurrido a una persona a lo largo de su vida no servirá para que deje de sufrir al sentirlas. 

¿Qué técnica aplicaste?

Trabajo con Qilimbic, una técnica muy concreta en la que entramos en contacto con el subconsciente -que es el guardián de toda esa información-, para trabajar directamente con esas emociones que se han quedado sin procesar y que mantienen en esa posición a una persona.

¿En qué consiste?

La terapia Qilimbic es un conjunto de técnicas que trabajan con el subconsciente. Y es que de poco sirve trabajar con la parte cognitiva si hay fondos por resolver. A través del trance generativo, se entra en un estado de semiinconsciencia en el que el sistema muestra recuerdos, emociones, sensaciones que, a veces, ni siquiera la persona sabe que están ahí.

Y lo vamos liberando con tapping (EFT) y EMDR. Técnicas muy poderosas que, utilizadas correctamente, tienen una capacidad de gran liberación emocional.

¿Qué se consigue con tapping?

Con tapping movilizamos las emociones dándole lugar a todo lo que el sistema va mostrando y con EMDR (una técnica que comenzaron a utilizar con los soldados que habían vuelto de la guerra) damos paso a esa emoción atrapada en el sistema límbico. De esta manera, deja de ser tan vivida, ya no genera el mismo resultado, ya no duele, ya no condiciona. Y, poco a poco, todo se va moviendo y colocando en su lugar. Este es el principio para empoderar a una mujer que ha apostado por dejar fluir esos sentimientos.

¿Cuánto tiempo dura la terapia?

Aproximadamente tres meses y, en este abanico de tiempo, el cambio es espectacular. A partir de aquí, algunas mujeres quieren continuar porque una vez han borrado y limpiado todo aquello que ya no querían en sus vidas, quieren escribir su nueva historia.

¿Cómo es el perfil de tu clienta?

El perfil de mujer suele ser de entre 25 y 40 años. Y, aunque al principio se trabaja de forma individual, el formato grupal es algo que he comenzado a ofrecer. Porque la experiencia está siendo muy positiva entre las mujeres a las que ayudo y se están consiguiendo excelentes resultados.

Gracias a sus programas y talleres y la labor de esta emprendedora, las mujeres tienen las herramientas necesarias para sanar, fortalecer su autoestima y recuperar sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *