Atrévete a tenerlo todo

Me encanta este título que he puesto, pero lamentablemente, no es mío. Es el título del primer libro de Melania Garbú, una mujer empresaria y consultora de desarrollo personal que acaba de ‘desnudarse’ para contar su historia y ayudar a otras personas a descubrir el poder que hay dentro de ellas y a crear la vida de sus sueños.

Melania es también una mujer coraje. Como he podido comprobar entrevistándola, ‘ha tenido dos vidas’: la primera, una vida sin sentido, donde no se quería demasiado a sí misma. La segunda, la que vive desde los 36 años, mucho más completa y feliz. Esta mujer ha sufrido el abandono afectivo de sus padres, que le dijeron que era el quinta y que no era una hija deseada, y el maltrato psicológico de su pareja, que acabó siendo también físico. Pero ella ha sido capaz de dejarlo todo (menos a su hija, el principal motor de su cambio vital) y de empezar de cero en Barcelona. Aquí tienes una entrevista llena de sentido:

¿Por qué un título como “Atrévete a tenerlo todo”?

Me vino una mañana, como una inspiración. Pensé que era imposible tenerlo todo, ya que quien no desea tener una casa mayor, quiere cambiar de trabajo, etc. Y, es cierto: tenerlo todo es difícil, pero hay que intentar acallar la voz crítica que todos tenemos dentro de nosotros mismos.

¿Cómo es esa voz interior?

Una voz negativa, que nos dice que no podemos hacer tal cosa, que no lo intentemos si quiera. Yo creo que es posible acallar esa voz negativa.

‘Los problemas en la vida no se acaban nunca; depende de ti vivirlos mejor’

¿Cómo podemos acallarla?

Depende del paradigma de la escasez o la abundacia. La escasez nos lleva a pensar que siempre nos falta algo y sólo pensamos en lo que nos falta. Cuando tienes algo, no lo disfrutas, porque estás pensando en lo que te falta. Y, claro, te pasas el día lamentándote, no disfrutas del presente y vives a merced de las circunstancias.

Y, ¿cómo es el paradigma abundante?

Es el que cree que todo es posible. Una persona abundante (en dinero, amor…) no tiene límites. Se inventa cualquier posibilidad para solucionar las cosas que no le gustan.

¿Cómo podemos conseguir ser ‘abundantes’?

Lo primero, hay que dar las gracias. Lo segundo, perdonarnos a nosotros mismos, para perdonar también a los demás. Lo tercero, valorarte, respetarte, para enseñar a los demás cómo quieres que te traten. Y, por último, ser fiel a ti misma y coherente. Para eso, es fundamental pararse a pensar.

‘Tenemos miedo a encontrarnos con nosotros mismos y nos asusta estar en silencio y sin hacer nada’

A muchas personas les cuesta dejar de hacer cosas…

Sí, no saben quiénes son ni para qué han venido a este mundo y tienen miedo de pararse a pensar y ver su realidad. Pero es fundamental parar para amarnos, saber quiénes somos y vivir en consecuencia. Si no, la vida no tiene sentido.

Me encanta la dedicatoria de Melania en mi libro

En tu libro explicas que te has divorciado, ¿cómo ayudarías a otras mujeres que pueden pasar por esta misma situación?

Les diría que el divorcio es una oportunidad para crecer. Yo lo necesité para despertar a una nueva vida. Y, con ello, quise demostrar a los demás que yo podía y que me quiero a mí misma. No fue fácil, ya que no conté con el apoyo de mi familia y rompí con mi trabajo y mi vida social en Benidorm (Alicante), pero me quedé con mi hija. Un día le conté a una coach el tipo de vida que había llevado y me contestó: “Enhorabuena, todavía estás a tiempo de desperdiciar tu vida”. Desde luego, fue una frase lapidaria para recomenzar.

¿Cómo puedo hacer para conseguir lo que deseo?

Es fundamental pararse a pensar y escribir. A continuación, piensa en algo específico y cuándo lo quieres conseguir. Después, en quién tienes que convertirte o qué tienes que hacer para conseguir ese objetivo. Y, por último, pasa a la acción.

Suena fácil, pero no sé si seré capaz…

Pregúntate cuál es tu miedo para conseguir algo y escríbelo. Contesta a la pregunta. Pasa a la siguiente, hasta que llegues al auténtico miedo que te paraliza. Ya verás que ¡es increíble lo que consigues! Y, sobre todo, escribe en tu libreta “estoy disponible para… (algo bueno que desees)”. Nunca escribas “Quiero una pareja”, por ejemplo, porque ya estás dando a entender que tienes una carencia. Es fundamental que lo escribas, porque de esa manera tomas más consciencia de las cosas.

¡Muchas gracias, Melania, por el libro y el maravilloso rato que hemos pasado juntas! La verdad es que fue tan intenso, que creo que este post se queda “pobre” con toda la energía positiva que desprendes.

Y, a vosotras, mamás de 40, os recomiendo el libro, que lo podéis comprar en su página web y el próximo seminario intensivo que ha organizado Melanie en el centro de Barcelona, para el próximo sábado 7 de octubre. Más información en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *