Escapada de Aniversario de Boda, Balneario en Barbastro..

Os quiero contar la experiencia que tuvimos en el Hotel San Ramón del Somontano (con balnerario ) de Barbastro (Huesca), un regalo que me hizo mi marido para nuestro aniversario de boda.

Hace ya 2 años desde que nació nuestro hijo Enric que mi chico y yo no habíamos pasado ni un fin de semana solos, pues al no tener familia cerca y depender de nuestras dos canguros -que, por cierto, son maravillosas-, se nos hacía muy difícil plantearnos escaparnos fuera un fin de semana. Además, con Enric tan pequeñito, quisimos esperar.

Pues tengo la suerte de tener una vecina que ahora es una gran amiga, mi querida Gloria, que conocí una noche turbulenta en que Enric tenía 3 meses. Mi marido estaba en USA y mi hijo se puso a 40 de fiebre con convulsiones. Vinieron dos ambulancias y en seguida se enteraron mis dos vecinas Gloria y Mónica, a las cuales adoro desde ese instante hasta ahora, ya que nos hemos hecho muy buenas amigas. Gloria tiene dos niñas, Agata y Emma y Mónica tiene Ariadna. Lo que jamás me hubiera pasado en Barcelona o una gran ciudad donde, normalmente, no se conocen a los vecinos, me quedé totalmente alucinada por la preocupación y la amabilidad de mis queridas vecinas.

A partir de aquel día, Gloria y Mónica, que lo tiene más difícil por su trabajo en el aeropuerto, han venido a todos mis eventos de Pilates y cardio GAP y desde hace año y medio, nos hemos vuelto inseparables. Siempre, antes de los eventos, hacemos un buen desayuno y es nuestro momento de hablar. Pues bien, hace un mes, le comenté a mi ya amiga del alma Gloria, que pronto se acercaba nuestro aniversario de boda y que me gustaría ir un fin de semana fuera, pero que era imposible de momento. Sin embargo, ella se ofreció a quedarse con Enric y lo que más me animó es que mi hijo adora a sus hijas, las conoce muy bien, las ve cada día y está totalmente familiarizado con ellas. Además, están puerta a puerta de mi casa y siempre pueden entrar si necesitan algo, ya que es muy complicado llevar Enric a casa de alguien, porque siempre vomita en el coche y tengo que ir yo detrás con él. Así que la idea de no tener que llevarlo lejos, sino de que se quedara en el portal de al lado de mi piso con esta maravillosa familia nos convenció.

Desde ese momento, empezamos a mirar para hacer una ruta en moto (mi marido es motero) hasta algún hotel por Aragón y para mí era imprescindible que tuviera SPA, porque necesitaba relajarme. Jordi hizo la ruta y reservamos habitación en un hotel precioso, Hotel San Ramón, de 4 estrellas.

Momento de la entrada en la Suite San Ramón

Finalmente, había previsión de lluvias para el fin de semana y decidimos ir en coche. Llegamos a las 13 horas y yo no tenía ni idea que Jordi había reservado la Suite San Ramón, que es la habitación más amplia y lujosa del hotel, con bañera de hidromasaje redonda para 2 personas, ducha independiente y aseo de cortesía. Cuando entramos en la habitación, nos quedamos alucinados, pues era espectacular.

Tengo que decir que la suite es una de las habitaciones más bonitas en las que he estado en toda mi vida y la recomiendo para un fin de semana romántico al cien por cien.

Cama gigante de la suite 401

Teníamos hora en el restaurante a las 14 horas, así que descargamos la maleta y nos fuimos a degustar la excelente gastronomía del Somontano, de la zona de Barbastro, con platos de cuidada elaboración sustentados en productos de temporada, en un restaurante que era muy bonito y tradicional. Nos decidimos por la carta y fue un deleite de sabores. Entre otras cosas, Jordi pidió un Steak Tartar y yo, atún a la plancha.

Por la tarde, fuimos al SPA -donde hay que reservar hora- y nos relajamos. La atención era exquisita y, la piscina, maravillosa.

Piscina del SPA Hotel San Ramón

Antes de ir a cenar, un buen jacuzzi en la habitación. El jacuzzi era gigante y tenía todo tipo de jabones de aromaterapia y productos de la marca Alqvimia, un deleite para los sentidos. Creo que no me había relajado tanto desde antes de quedarme embarazada.

Jacuzzi antes de cenar

Cenamos en Barbastro, en un lugar tranquilo y sencillo. Al día siguiente, nos levantamos temprano para disfrutar de esta suite preciosa del Hotel San Ramón y sobre las 12 horas abandonamos el hotel -que, por cierto, tiene parking- y nos dirigimos a una calçotada en Collbató (Barcelona), para cerrar el fin de semana.

Recomiendo encarecidamente este Hotel y estamos muy agradecidos con todo el personal. Espero que os haya dado alguna idea si estáis pensando en un fin de semana romántico.

4 opiniones en “Escapada de Aniversario de Boda, Balneario en Barbastro..”

    1. Tenemos mucha suerte de vivir en el mismo rellano. Nunca me hubiera imaginado tener unas vecinas, amigas, tan especiales. Os adoro!

  1. Pero q lokita y adorable q eres…Las 2 sois geniales.!!! Me alegro q seáis mis vecinas, muaksssss…. A ver si se lo enseño al mio y lo probamos jijiji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *