Entrevistamos a Coco Comín, directora del musical Moustache, The Rhythm Musical

Seguro que todas habéis oído hablar de Coco Comín e incluso la habéis visto en un anuncio que hizo para una empresa de alimentación. Lo que igual no sabéis es que Coco Comín tiene 65 años y, como podéis ver por las fotos, los tiene muy pero que muy bien llevados. Aprovechamos el reciente estreno de su musical “Moustache, The Rhythm Musical”, en el teatre Apolo de Barcelona, para conocerla un poco más de cerca y que nos hable de este espectáculo.

La coreógrafa Coco Comín
  • ¿Cómo te cuidas?

Soy de constitución delgada por genética y la verdad es que siempre he comido de todo. Mi principal ‘secreto’ es que bailo cuatro horas al día y la danza me ayuda a tener una buena postura corporal a pesar de los años que, por cierto, no me da ningún reparo decirlos: tengo 65.

  • Desde cuándo sabes que quieres dedicarte a la danza?

Desde los 3 años y trabajo desde los 16. A los 19, fundé mi propia escuela de Danza y Comedia Musical, l’Escola Coco Comin que, actualmente, tiene más de 1200 alumnos por curso.

  • Si no hubieras sido bailarina y coréografa, ¿qué hubieras hecho?

Soy muy artista, así que me hubiera dedicado a pintar al óleo y a la decoración. Me gustan tanto estas dos cosas, que una vez hice una réplica de un cuadro de Miró y cuando quise vender el piso donde se encontraba el cuadro, el comprador estaba convencido de que ¡era auténtico!

  • Actualmente, ¿es más difícil vivir del baile?

En este país es complicado vivir de esto profesionalmente y ganarte la vida, a no ser que entres en una compañía nacional (donde hay poquísimas plazas). Por eso, yo recomiendo a los jóvenes de hoy en día que sepan bailar de todo: clásico, jazz, claqué, hip hop, contemporáneo… Y, si es posible, también cantar y actuar.

Las bailarinas del musical
  • ¿Cómo surgió este proyecto musical?

En 2016, mi marido estuvo muy grave de salud y decidí cuidarle, dejando un poco de lado mi vida laboral. Digo “un poco”, porque una de las cosas que hice fue precisamente escribir el musical que ahora puedes ver en el teatre Apolo, como una manera de que mi marido no perdiera la ilusión y tuviera ganas de vivir y de luchar.

  • ¿Lo lograste?

Durante un año lo hemos pasado muy mal, porque nos queremos mucho. Pero al final lo conseguimos y ahora está fuera de peligro. Mi marido es una pieza fundamental de mi vida personal y profesional, porque hace unos años dejó su trabajo en una compañía eléctrica para ayudarme con los musicales y en la escuela.

  • ¿Cuántos años lleváis casados?

Llevamos más de treinta años. La verdad es que discutimos mucho de música y de tonterías, pero para los temas importantes, nada. Tenemos una hija, Julieta, que precisamente es la bailarina primera del musical.

  • Tienes una larga trayectoria en musicales, ¿no?

Éste es mi musical número 59, ya que he estado detrás de espectáculos como “Mortadelo y Filemón” o “Grease”. A mí me gusta dar clases, pero también, los musicales.

Los actores y cantantes con la bailarina principal

“Moustache, The Rhythm Musical” narra la historia de El Pequeño Max, un actor payaso, en el Londres de principios del siglo pasado que, como os podéis imaginar, no quiere pasarse la vida haciendo de cómico, porque considera que sabe actuar también de manera más “clásica”. El actor intenta cambiar de registro, pero no lo consigue y se deprime. La verdad es que casi no te das cuenta de su tristeza, porque el musical es muy cómico y tiene muchos gags divertidos. A lo largo de la historia del protagonista, vemos un sinfín de coreografías de claqué, con números visualmente increíbles, como cuando saltan con cuerdas.

La puesta en escena es realmente sorprendente, con nueve actores y cantantes, ocho bailarines y seis músicos que tocan en directo dirigidos por Xavier Mestres. El vestuario, como me ha comentado Coco Comín, lo ha diseñado ella misma y, tiene mérito, porque ¡hay unos 300 modelos distintos!

“Moustache, The Rhythm Musical” estará hasta el próximo mes de marzo, en el teatre Apolo de Barcelona.  Entradas desde: 33 €.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *