Tres compras por Internet con las que seguro que aciertas

Comprar por Internet cada vez me gusta más. Hay compras que realmente son mucho más cómodas de hacer desde casa. Y es que con el ritmo de vida que llevamos a veces nos sacan de más de un apuro.

Luego dejo mis ganas de adquirir cosas especiales para las tiendas que tengo en mi barrio. Reconozco que me ha costado su tiempo saber qué comprar y qué no. Y ahora que lo sé ¡soy fan de comprar por Internet!

Foto de https://foter.com/

De todos los productos que podáis comprar por la red, os recomiendo los libros. Sí. Los libros. Es súper práctico navegar por Internet para encontrar buenos títulos (os recomiendo ‘Atrévetelo a tenerlo todo’ de Melania Garbú, del que escribí un post) y comprarlos cómodamente desde el sofá de casa. También es muy práctico para los libros de los niños. Tanto los del colegio como los que les gusta leer. Lo que hago es comprar 2 o 3 y así ya tengo regalos para Reyes, aniversarios o el Ratoncito Pérez. Os prometo que un buen libro me ha salvado más de una vez el regalo que hay que hacer cuando se les cae el diente a las once de la noche. Entre mis páginas top, os recomiendo la de La Casa del Libro. Hacen una entrega en poco tiempo y la mensajería que tienen contratada es muy eficiente.

Empieza comprando cosas sencillas que no requieran que las pruebes y, cuando veas que has acertado, repite con una compra un poco más difícil

Otra de mis compras favoritas es de productos de limpieza. No me gusta nada gastar tiempo ni dinero en escobas, limpia cristales y produtos para el suelo. Imagino que no soy la única. Así que ahorro tiempo y dinero comprando estos productos por Internet. En la página web de Clarel, por 1 euro, te traen la compra a casa. Es muy práctico, porque estas compras suelen pesar mucho. Te lo envuelven todo estupendamente y te lo ponen en una caja de cartón ideal. La última se recortaba y servía de soporte de libros. Una idea súper original que a mis hijos les ha encantado.

Comprar ropa, todo un clásico

Mi tercera compra online es de ropa. Sí. Me he arriesgado. Comencé con mis hijos que tienen su talla que siempre les queda bien y me animé a probarlo conmigo. Reconozco que me dio un poco de miedo. Pero fui a seguro. Siempre compro en Mango y conozco las tallas con los ojos cerrados. Así que mi primera compra acerté comprando en Privalia, uno de esos días que hacían descuentos de mi marca de moda y todo me quedó bien. Igual alguna prenda un poco más grande, pero aprovechable.

Así que, venga, animaros vosotras también a comprar por Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *