Comprar lo mejor de las rebajas

Por mi trabajo en una revista femenina de alta gama, muchas de mis amigas me piden recomendaciones a la hora de comprar. Sobre todo, ahora que acaban de empezar las rebajas, quieren saber qué vale la pena comprar rebajado, qué elegir, dónde… Aquí tienes mis principales recomendaciones:

En las rebajas de U, de Adolfo Domínguez, comprando un abrigo negro 
  1. Compra en boutiques de precio medio-alto y alto. En las rebajas, vale la pena entrar sobre todo en aquellas tiendas que venden prendas y complementos de muy buena calidad. Estoy pensando en Santa Eulalia, Jean Pierre Bua o Santa Teresa,  en Barcelona. No te recomiendo tiendas low-cost, porque para comprar buenas prendas, mejor acudir a boutiques Premium, donde un 50% de rebaja es un descuento muy considerable.
  2. Adquiere prendas de fondo de armario. Como comenté en mi anterior post de moda sobre Claves para vestir bien, vale la pena adquirir un abrigo negro, un trench beige, un vestido de cóctel negro, unos buenos zapatos de salón, un bolso de piel negro… Prendas básicas de colores lisos muy versátiles, es decir, que puedes vestir en un sinfín de ocasiones.
  3. Haz una lista de lo que necesitas. Es importante que, antes de salir a comprar el último capricho que tengas delante, sepas qué quieres y necesitas en tu armario. Entre otras cosas, porque te puede ocurrir que seas fan del color negro y, sin darte cuenta, acabes con tres panalones y cuatro jerseys todos del mismo color, cuando el gris, el azul marino o el marrón también son colores muy favorecedores.
  4. Ahorra tiempo. Sea cual sea tu disponibilidad, recuerda que las prendas rebajadas se acaban pronto y que, cuanto antes vayas de compras, mejor. Si te pasa como a mí, que odias los sitios donde hay mucha gente, elige horarios tipo mediodía o primera hora de la mañana para hacer tus compras: estarás un poco más tranquila y las dependientas te podrán atender mejor. Otra opción es ir en temporada de no rebajas, probarte lo que te queda bien y anotar en un cuarderno la referencia, talla y precio para que, cuando empiecen los descuentos, puedas ir más rápido.
  5. Navega por Internet. Si eres -como yo- de las que no tienes mucho tiempo libre, busca por Internet las prendas que quieres comprar, para hacerte a la idea de dónde las pueden tener. Incluso recuerda que hay magníficas tiendas online donde puedes comprar, como Privalia o Zalando. ¿Por qué no hacerlo? Es comodísimo, porque te lo traen a casa y lo puedes devolver. Si de momento, no te atreves con ropa, los complementos tipo bolsos y zapatos serán un acierto seguro.
  6. Cuida tu imagen en general. En las sesiones que he dado sobre rebajas, también comento que no sirve de nada comprar buenas prendas si no cuidamos nuestro aspecto físico. Así que, además de la ropa, es importante que lleves un buen corte de pelo, una buena manicura y, sobre todo, que te hagas tratamientos de belleza (una buena limpieza facial y algún tratamiento corporal anti-celulítico, por ejemplo), asiduamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *