Pilates para mujeres músicas

Hoy os quiero hablar de los beneficios del Pilates para mujeres músicas.

Pilates y artes escénicas fue una de las asignaturas que estudié en mi curso de experta universitaria en Pilates, en la universidad UNIR y me pareció muy interesante. A raíz de ver cómo la hija de 13 años de mi amiga Gloria cada vez está más entregada a su volín y de haber tenido varias alumnas músicas de orquesta a lo largo de mis años como profesora de Pilates, he decidido escribir este post.

El Pilates es ideal para las personas que tocan instrumentos como la guitarra

Hay muchas cosas en común entre las músicas y los deportistas, ya que ambos necesitan de un entrenamiento, previamente a la competición como: calentamiento, relajación, estiramientos… para evitar las lesiones.

Va a influir muchísimo la postura que adopta el músico, que debe de adaptarse al instrumento, tocándolo con movimientos asimétricos. Normalmente, se utiliza una mano o un brazo, mientras con la/el otra/o se aguanta el instrumento. Por lo tanto, las lesiones están casi aseguradas, sino se trabaja la simetría.

Esto me recuerda que, cuando estaba embarazada, me saqué la licencia de Tiro al Arco y, al trabajar solamente un brazo, tenía que hacer ejercicios con el otro y calentar con los dos brazos (sino la lesión es algo que tarde o temprano iba a padecer).

Las pianistas deben intentar sentarse encima de los isquiones

Siempre digo a mis alumnas, cuando están sentadas en la caja corta de la máquina Reformer de pilates, que deben imaginarse que son pianistas a punto de tocar en El Liceo, que imaginen un hilo que les tira desde el cielo, dos ladrillos en los hombros y, sobre todo, que se sienten encima de los isquiones, que son los huesos bien chiquititos que tenemos debajo de la columna. La verdad es que las visualizaciones van fenomenal y quedan maravillosas.

Las lesiones más frecuentes que se pueden observar en las músicas son Síndrome del túnel carpiano, Distonía focal («rampa del músico»), Tendinitis y Bursitis”

Aquí os comento algunos de los beneficios del Pilates para las mujeres que tocan un instrumento:

-Favorece una buena postura (es muy improtante para no hacer sobrecargas en un lado más que en el otro).

-Fortalecer y flexibilizar la musculatura de brazos, muñecas y manos.

-Fortalecer y flexibilizar la musculatura del tronco. Con Pilates, trabajamos la columna. Como digo siempre, que pase el aire entre las vértebras: oxigenar la columna es imprescidible para evitar posibles pinzamientos o hernias.

-Aliviar la tensión corporal. Con Pilates llegamos a un estado de relajación de la musculatura interna y esto nos permite estar más ‘sueltos’ a la hora de afrontar cualquier arte escénica.

-Proporcionar un acondicionamiento físico general. No hace falta que diga que con Pilates nos ponemos fuertes de adentro afuera, desde los musculos más chiquititos que trabajan como la guardia inglesa sosteniendo los más grandes (es trabajo de calidad).

-Mejorar la capacidad respiratoria a través de técnicas de respiración adecuadas. La respiración es uno de los 6 principios del Pilates. Por lo tanto, en Pilates, aprendemos a inspirar y expirar con cada movimiento, optimizando el esfuerzo,  y ¡cómo no! Aumentando nuestra capacidad pulmonar.

Este post esta dedicado a todas las mujeres músicas que merecen mi admiración y respeto y, sobre todo, a las mamás de 40 que se dedican a esta profesión maravillosa y totalmente vocacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *