No tengas miedo a sentir…

Hace tiempo que quiero escribir un post sobre el miedo. Pues debido a mi profesión de Entrenadora Personal llevo más de 10 años ayudando a personas a romper sus barreras del ‘¡No puedo!’.

Después del miedo viene el terror

Aquí os paso una definición muy exacta de Wikipedia, de lo que significa el miedo:

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad”.

En la época de los dinosaurios era muy importante tener miedo, porque era un sentimiento que nos hacía reaccionar y, si venía un rinoceronte detrás nuestro, podíamos salir corriendo como el correcaminos. Actualmente, no tenemos esos peligros y, entonces: ¿qué es lo que pasa? ¿A qué viene tanto miedo?

Sal y ¡cométe el mundo!

Siempre me pasa en Mi MasterClass de Cardio Gap, que algunas de las chicas que no han hecho nunca antes una de estas clases, me dicen que tienen miedo y anulan con causas poco justificadas la reserva. Las que me conocen no la anulan sin una justificación, porque saben que me enfada y mucho: yo soy muy profesional, doy el alma -literalmente- en cada evento y las cancelaciones a última hora ¡me matan!

Yo sé muy bien lo que les pasa en la cabecita: empiezan a darle al coco, a pensar que no van a aguantar, a ponerse pesimistas y, finalmente, todo cae por su propio peso… Cuando esa chica que no ha venido nunca lo prueba y, además, acaba la clase conmigo, compartiendo mi emoción y la de las compañeras: muchas de nosotras acabamos con lágrimas; es la que luego ya hace todo lo posible para no fallar nunca al cardio gap.  Es una sensación que no se puede explicar, porque hay que vivirla. Pero es que ¡tocamos todas juntas el cielo! La autoestima sube como la espuma.

Yo siempre pregunto: ¿tienes lesiones? ¿Cuál es tu edad? ¿Tienes cardiopatías? Cuando todas las respuestas son correctas, según mi criterio de profesional, entran a ser aptas para esta actividad maravillosa que nos hace sentir tantísimo que estamos vivas, gracias a que es pura adrenalina, con endorfinas por doquier. Pues aún y así, me encuetro casos de chicas que se vienen abajo y no se atreven a probar. Por suerte, el porcentaje es mínimo, pero la verdad es que me da muchísima pena. Cuando una de estas chicas se decide a probar de verdad se convierte en una de mis incondicionales y cada vez se va animando más a romper las barreras del ‘No Puedo’.

Yo amo la alta intensidad, me encantan los retos, la superación. Estamos dos días en este mundo y no quiero desperdiciar ni un solo segundo pensando que no puedo conseguir algo: hay que intentarlo, darlo todo, entregarse y ¡confiar!

El miedo nos paraliza

Entiendo que estamos en un mundo que es muy peligroso confiar en las personas, que hay mucha gente mala, etc. Pero qué queréis que os diga. Yo sigo confiando en las personas, sigo adelante, pase lo que pase y eso es lo que intento transmitir cada día a mis queridas alumnas.

El miedo paraliza, no te deja avanzar, te deja bloqueada…

¿Qué harías?

Te propongo que hagas una lista de todas las cosas que te gustaría hacer si no tuvieras miedo a hacerlas y que las vayas visualizando una a una. Como dice mi querida Arancha, después de haber pasado un cáncer de mama: lo que sueñas se cumple. No te pongas límites: ¡Vive, disfruta, siente! Y, ¡sí! Quizás en el proceso, sientes un poco de angustia, emoción, dolor físico o mental; pero súperalo y hazte fuerte.

Yo he pasado muchas cosas en la vida, muy duras y otras increíbles. Pero lo que tengo claro es que nada me va a parar y, ahora que soy madre mi hijo, me ha dado unos súper poderes, que soy como un tren de alta velocidad: duermo menos, como cuando puedo, mi vida no es fácil… Pero cuando tengo retos por delante, me tiembla el alma de emoción y eso, amigas, no se puede comparar con nada. La emoción de superarse, de seguir adelante. No tengas vergüenza, olvídate de la opinión de los demás, persigue tus sueños y… Keep going!

Somos #mamasde40 y más y ¡nada puede pararnos! ¡A por todas!

4 opiniones en “No tengas miedo a sentir…”

  1. Sandra me ha gustado leerte…. nos enseñan a coger responsabilidades que quizàs no siempre nos toca a nosotras, no nos enseñan a dejar… a liberar peso así nos pasa que llega un día en el que tirarías esa mochila que tanto pesa. Yo tengo muchas ganas de volver a ser Yolanda al 100% pq durante tiempo he sido mujer de, mami, hija pero he ido perdiendo a Yolanda… quiero ser para mí. Así que fuera el miedo al cambio y a comenzar un camino con nuevas personas que me ayuden a caminar hacia mí sin tener que sentir sentimientos de culpa. Hablamos, un super abrazo !!!

  2. La pena no poder apuntarme si es que va de esto no lo se o hacer algo porque estoy bajo minimos ..entre otras..y no puedo apuntarme a nada de nada

    1. Meritxell, no te preocupes hay momentos en que es muy difícil hacer algo porque estás con responsabilidades muy grandes y no hay tiempo, un abrazo muy grande y mucho ánimo de las mamas de 40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *