Mi experiencia con el masaje californiano

Os voy a contar mi experiencia con el masaje californiano. Todo empezó hace ya varios meses, que encontré un centro neurálgico donde realizar mis MasterClass de Pilates Magic Cicle entre semana (los miércoles fijos y algunos viernes y sábados al mes). Este lugar se llama IN SALA, está en la calle Compte d’Urgell número 55 y es el espacio ideal que buscaba: me encantó desde el minuto cero su localización, su ambiente cálido e íntimo y con magia. Pues bien, este espacio es originalmente una escuela de masaje californiano que dirige Xavier Gil.

Detalle cuidado al milímietro mientras disfuté de mi masaje californiano

Desde este mes de Abril, este lugar se ha convertido en mi espacio para dar clases y la verdad que no he podido tener más conexión con IN SALA: me siento en mi hábitat, es el lugar ideal que nunca hubiera podido imaginar para ofrecer mis eventos y talleres los miércoles.

He trabajado como profesora en Estudios Pilates  muy bonitos y muy exigentes; esto me ha ayudado muchísmo a reinvertarme y evolucionar en la técnica y en el trato con mis alumnas/os. Ahora que soy autónoma y puedo manejar todo a mi manera, una cosa que valoro es ofrecer a mis alumnas/os el detalle, la excelencia, el trato personalizado (aunque sean 15). Los detalles pequeños son los que marcan la diferencia y, también, tratar a las personas exactamente como a mi me gustaría que me trataran cuando voy a clases de otros profesores.

IN SALA, un espacio tranquilo e íntimo en pleno centro de Barcelona

Xavier Gil es licenciado en Psicología y experto en Masaje Californiano y me ofreció probar un masaje. La verdad es que hace años que no disfruté tanto de la experiencia. El masaje dura 90 minutos y salí totalmente renovada. Fue intenso, desestresante y cómo no, cuidaba los detalles en cada momento: temperatura de la sala, música… Todo fue cuidado al milímetro; cosa que yo valoro muchísimo.

Este tipo de masaje nació en los años sesenta en el Instituto Esalen (Big Sur, California), una comunidad fundada por personas con una trayectoria muy diversa; la mayoría de ellas, después de haber pasado largas temporadas en lugares como la India, Tailandia, Tibet, etc. Esta comunidad sigue viva hoy en día y de ella han salido cosas tan interesantes como el masaje californiano, el masaje Rolfing, los cinco ritmos de Gabriel Roth, una potente escuela de yoga, etc., sin olvidarnos de que fue la cuna de la Gestalt.

El masaje californiano nació como una mezcla de técnicas de masaje con orígenes en el masaje ayurveda, tailandés, hawaiano, la movilización visceral, los hamacados armónicos y la terapia cráneo sacral, en los que prima entender a la persona como un todo. Es un masaje holístico.

Xavier Gil, un gran profesional en masaje Caiforniano

El masaje californiano tiene una finalidad muy restaurativa y liberadora, siendo a la vez muy profundo e intenso. El objetivo primordial del masaje californiano es lograr que la persona desconecte de su vida diaria y que entre en un estado de profunda relajación. Esto se consigue con un profundo trabajo físico, con   movimientos largos, pausados y muy armónicos, con un ritmo bastante lento y con una presión bastante constante.

Lo recomenido encarecidamente. Fue una experiencia muy enriquecedora y, sin duda, voy a repetir.

http://www.escuelamasajecaliforniano.com

4 opiniones en “Mi experiencia con el masaje californiano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *