¿Es recomendable hacer Pilates embarazada?

Esta es una pregunta muy peliaguda. Como especialista en el Método Pilates para embarazadas, puedo decirte que cada caso es un mundo. Desde que soy entrenadora personal y, sobre todo, especializada en embarazo y post parto, he tenido muchas mujeres que me han hecho la misma pregunta y yo siempre contesto lo mismo. ¿Hacías deporte antes de estar embarazada? ¿Tu embarazo es de riesgo? Si la respuesta es sí y han pasado las 16 semanas de rigor (las más peligrosas en el embarazo), entonces podemos ponernos manos a la obra, pero siempre depende si ha sido deportista de élite, una mujer que hace deporte con asiduidad o  una persona sedentaria. El gran problema es cuando una mujer no ha hecho nada de ejercicio o Pilates antes de su embarazo y, de repente, se queda embarazada y quiere hacer todas las actividades (bastante común). En ese caso, mi consejo sería empezar con sesiones muy suaves y controladas, siempre en grupos reducidos con otras embarazadas o con entrenador personal.

Si el embarazo es de riesgo, depende del nivel de riesgo, recomiendo tranquilidad y seguir las instrucciones del médico, pues no vale la pena poner en peligro  algo tan bonito como es la vida de nuestro hijo y nuestra salud por una inconsciencia.

Estos son los beneficios de practicar el Método Pilates en el embarazo:

-Acompaña los cambios emocionales y sociológicos durante la gestación. Ayuda a controlar el estrés, la ansiedad y la depresión experimentada en ocasiones.

En el Montseny días antes de tener Enric

-Menores intervenciones obstétricas.

-Los cambios hormonales producen relajación de las paredes venosas (siendo más frecuentes las hemorroides) y los ejercicios del suelo pélvico ayudan a reducir el riesgo.

-El sistema digestivo muchas veces se encuentra afectado, con digestión lenta y extreñimiento y el ejercicio regular ayuda a acelerar el metabolismo y el tránsito digestivo.

-Ayuda a ganar seguridad y tranquilidad frente al momento del parto, ya que con el Método Pilates aprendes a ser más consciente de los cambios del cuerpo y del crecimiento del bebé.

Después del parto, pasada la cuarentena y si el médico te da el permiso, con el Pilates hay una recuperación post parto más rápida: se fortalece la zona abdominal, se reducen los síntomas de incontinencia y mejora la circulación sanguínea y el estreñimiento.

Doy fe de que gracias al método Pilates, los ejercicios de Gimnasia Hipopresiva y el cardio largo y suave, mi recuperación tras el parto ha sido espectacular.

Tambén quiero transmitir a las mujeres que nunca han hecho deporte y que cuando están embarazadas quieren hacer todo, que vayan con la calma, que lo importrante es pasar el primer trimestre tranquila, que el embarazo sea seguro y que nos hemos de mentalizar de que el cuerpo va a cambiar y que, tras el parto, ya podremos volver a nuestro estado original o cerca. Pero mientras estamos embarazadas, mi opinión personal es que hay que disfrutar el momento y no estresarse por hacer todo tipo de ejercicios que antes ni se te habían pasado por la cabeza realizar.  En mi opinión, cambios bruscos no son lo más adecuando cuando estás embarazada.

Dias antes de tener a Enric, con 17 kg. más

Mi experiencia como deportista de alta intensidad fue que después de 2 in vitro fallidas y un hematoma intrauterino, no pude moverme casi en todo el embarazo, porque si el hematoma se trasladaba, podía arrastar el embrión. Los tres primeros meses los pasé casi todos en cama y, después, moviéndome lo mínimo, me engordé 17 kg. Me encantó engordarme, porque me gustaba mi barriga. Acepté que lo importante era que mi bebé naciera sano. Acepté mis piernas gruesas y mi glúteo gigante, sin problemas. Mi marido se reía porque nunca hubiera podido imaginarme con un glúteo tan gigante y yo estaba encantada. Tras la cesárea y pasada la cuarentena, me puse manos a la obra. Recomiendo no esperar demasiado para cerrar la diástasis a causa del embarazo.

Si estás embarazada, mi humilde opinión es que lo disfrutes. Si no es de riesgo, depende que has hecho antes, puedes hacer ejercicio más o menos intenso. Como te decía al comienzo de mi post, si haces Pilates, siempre en grupos reducidos o con entrenador personal.

No te agobies por la celulitis, piensa que la mayoría del peso ganado es retención de líquidos y tras el post parto, si te lo trabajas, puedes volver a tu estado anterior, incluso mejor, pero tienes que trabajar duro…  En mi caso, he perdido todo el peso ganado, me siento más fuerte y feliz (con mi hijo Eirc) que nunca.

Una respuesta a “¿Es recomendable hacer Pilates embarazada?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *