Di adiós a la desgana en el gym

Lo primero: ¡Feliz entrada de año a todas!

Ahora que empieza el año lleno de buenos propósitos debemos de ser conscientes de que más vale hacer las cosas bien, con ganas. Calidad no cantidad. Lo importante es como lo haces.

Como muchas de vosotras sabéis, he trabajado durante 8 años en una cadena de gimnasios high level. Fueron los años más intensos de mi vida a nivel de esfuerzo físico y mental. Para mí, dar clases es totalmente vocacional: dejé hasta el último suspiro de energía e incluso mi salud, con la intención de ayudar y mostrar que todo es posible con ganas y actitud. En todos estos años, he pasado muchas horas asistiendo a personas en sala de Fitness y he visto de todo. Pero lo que me ha impactado más y con lo que he luchado hasta el límite es con la desgana de las personas.

‘Cuando haces cualquier actividad que requiera movimiento, sino le pones ganas, no hay efectividad’

Cuando haces deporte sin ganas, como, por ejemplo, colocarte en la máquina elíptica mirando la tele, solo con la intención de sudar, con el abdomen flojo, sin empujar ni tirar de los barrotes cuando toca, con los brazos sueltos y pensando en las lentejas, el novio o los niños… Como digo siempre: ¿Efectividad? ¡Cero! Claro que es mejor que quedarse en casa comiendo patatas fritas y mirando una telenovela, pero no esperes conseguir resultados.

Pues he visto durante años, las mismas personas siguiendo este proceso, sin dejarse ayudar. Y nunca pude apreciar cambios físicos en ellos. Eso sí, cambios de actitud (a peor), sí. Porque cuando pensaban que iban cada día al gimnasio y que no obtenían resultados, la fustración iba en aumento y, al final, acababan quemados del gym. Aplicar el aquí y el ahora no es algo nuevo. Pero si no tienes las herramientas, no sabes como hacerlo y te aburres, es cuando empiezas a pensar en cosas que no vienen a cuento y, mientras haces tus movimientos, te desconcentras y pierdes el interés.

Por supuesto, eso es difícil que pasara en mis clases, porque yo me dejaba el alma para que estuvieras alerta al 100 por cien durante todo lo que durara la actividad. Hasta el punto de que algunas personas se podían enfadar conmigo, pero luego venían a darme las gracias por no haberlas dejado a su rollo, ya que con mi tesón e insistencia rindieron muchísimo más que si los hubiera abandonado al fondo de la clase y me hubiera puesto una venda en los ojos.

Éste es uno de los ejercicios de una de mis Master Class de Cardio GAP de arrastre de toalla

En el momento en el que participas en una de mis clases, una Master Class o un Taller, yo intento -y soy consciente de que lo consigo en la mayoría de los casos- que te dejes llevar por mí, que te concentres y que fluyas, que conectes con tu cuerpo. Procuro que, durante las 2 horas de la clase, te olvides de los problemas de la vida diaria, disfrutes ‘el viaje’ que vas a emprender contigo misma, vivas el proceso y, si es posible, con una sonrisa de oreja a oreja al acabar.

En la foto de arriba,  Master Class Cardio GAP 2 horas , puedes ver que  estamos realizando  un ejercicio arrastrando una  toalla con la punta del del pie, procuro que, cuando exhales, actives el abdomen, al llevar la toalla hacia el centro y así consigas un trabajo absolutamente eficaz y efectivo de aductores desde el core, ya que siempre intento que tomemos consciencia del ‘centro’. Con 2 horas tenemos tiempo suficiente para  profundizar en la técnica de las planchas isómetricas (que tanto están de moda)  en la segunda parte de la Master.

También recomiendo encarecidamente Pilates, porque te ayuda a tener consciencia de lo que estás haciendo en cada momento, de tener consciencia de tus músculos más profundos y activarlos para obtener una mayor eficacia en los movimientos,  que luego puedes aplicar a tus actividades diarias, como cuando caminas, compras, coges a los niños en brazos, mueves los muebles de tu casa… Y, al menos, si tienes tiempo de ir al gym una horita, 2 o 3 veces por semana, que la aproveches de verdad, que sea efectiva, pues si te pones al fondo en una clase con la intención solo de moverte, es fácil desconectar del aquí y ahora y seguir pensando en lentejas, los niños o los novios: jajaja. En el caso que Pilates te enamore, ya pasamos a otro nivel, entonces te recomiendo Estudio Pilates donde vas a profundizar en la técnica y vas a utilizar las máquinas, (Reformer, Chair, Cadillac, Barril y todos los elementos como aro, fit ball, soft ball, foam roller, gomas, etc). consiguiendo resultados increibles.

Estos son los 6 principios de Pilates nos ayudan a que nuestros movimientos sean productivos:

  1. Respiración
  2. Precisión
  3. Centro
  4. Control
  5. Concentración
  6. Fluidez

“Lo que hace que trabajemos con estos 6 principios es la efectividad, la eficacia, que el cuerpo trabaje inteligentemente”

En mis eventos de Pilates, siempre repasamos los principios del método . No hace falta que de entrada te sepas al dedillo los 6 principios de Pilates, aunque en breve voy hacer un post profundizando en cada uno. En el primer post del blog “Cómo activar el abdomen“, te doy algunos consejos para que puedas aplicarlos cuando caminas, hagas algún deporte o actividad y así intentes activar el centro con la exhalación. Por algo tenemos que empezar. A mí, por ejemplo , me encanta escalar las pirámides de cuerdas en la Barceloneta (me puedes ver en la primera foto de este post, aquí mi hijo tenía 3 meses). Con cada paso que subía y cada exhalación, la conexión con el core era absoluta. Después de la cesárea, perdí la sensibilidad en el centro durante unas semanas y, tras la cuarentena y con el permiso de mi doctora, no dudé en que todo el entreno que debía hacer empezaba por la conexión del abdomen profundo.

Con el Pilates, la efectividad se traduce en que todas tus actividades empiezan a fluir con resultados: sea caminar por la ciudad, ir en bicicleta, incluso las tareas del día a día. Cuando cambias el chip y empiezas a tener consciencia de lo que estás trabajando y te centras en el ahora y en lo que estás haciendo, se enciende una luz: hay un antes y un después y comienzas a entender tu cuerpo y, por supuesto, a notar resultados, ya que desde ese momento en adelante empiezas a fortalecer tu cuerpo y mente.

¡Un abrazo para todas!

6 opiniones en “Di adiós a la desgana en el gym”

    1. Tenemos poco tiempo, somos madres, vamos a 1000 por hora Glòria, tenemos que aprovechar el tiempo cuando es nuestro y solo nuestro!!

    1. Ana, a veces cuesta concentrarse en la actividad porque necesitas encontrar una entrenadora que te motive, que entienda tus necesidades, que conozca tu cuerpo y que sepa que no estamos para perder el tiempo, eso es muy importante!

    1. Moltes gràcies Montse! es molt important gaudir el moment, el ahora,per aprofitar la activitat que estas fent al màxim!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *