Beneficios de practicar Pilates para el deporte

Si eres deportista y tienes la suerte de poder practicar un deporte, con esta vida tan ajetreada que llevamos las mamás de 40, es importante que sepas que la práctica de Pilates puede hacer que rindas más en tu discicplina. Cada deporte lleva consigo que se desarrolle una musculatura específica, la cual debe de entrenarse también específicamente, para que esté en las mejores condiciones, previniendo el riesgo de posibles lesiones.
Con Pilates, fortalecemos los grupos musculares que participan en dichos gestos y, de esta manera, ayudamos a disminuir los factores de riesgo que conlleva la práctica de cualquier deporte o actividad física. Por ejemplo, activar el abdomen cuando estamos haciendo un entrenamiento funcional, tanto con entrenador personal como solos, es básico para fortalecer el core. Sin haber practicado el método Pilates es muy difícil entender qué significa llevar el ombligo adentro, o cerrar costillas. Gracias al Método, mis entrenamientos de cardio o fuerza son mucho más óptimos y siento que estoy trabajando el abdomen en cada momento, sin necesidad de hacer los típicos crunches.

Disfrutando un entreno personal con Mili, la fundadora de Actitud Training

La flexibilidad es una de las cualidades que puede mejorar y entrenarse mediante el Método Pilates. En el ámbito deportivo, existen otras denominaciones o terminología que se adecua mejor a los conceptos, como son amplitud de movimiento o movilidad articular. El Pilates es un método de entrenamiento en el cual trabajamos muchísimo la flexibilidad, por lo que cuando estás practicando tu deporte es mucho más fácil no romper una articulación y hacer que el tiempo de recuperación sea menor, ya que la musculatura y articulaciones están totalmente oxigenadas. Y, como digo yo, donde hay oxígeno hay vida, evitando rampas y sobrecargas.

El Reformer es una máquina que originariamente fue una cama de rehabilitación donde se trabaja el Método Pilates en grupo reducido o entreno personal

Con el Método Pilates conseguimos:

-Fortalecimiento y flexibilidad de la musculatura del “Powerhouse”
-Aumentar el equilibrio, que en el caso del esquí o el surf es básico como prevención a posibles caídas
-Tonificar la musculatura profunda
-Aumentar la flexibilidad y el rango de movimiento, tanto muscular como articular
-Reeducar la postura y mejorar la alineación corporal
-Mejorar la estabilidad y el equilibrio
-Mejorar la resistencia a través de técnicas de respiración adecuadas
-Conseguir un acondicionamiento global
-Aumentar/mantener la fuerza muscular
-Aumentar la flexibilidad de la zona lumbar
-Aumentar la flexibilidad de la musculatura  de la cadera, como prevención del dolor lumbar
-Corregir desequilibrios musculares, tanto a nivel de tren inferior y superior, cuádriceps e isquiotibiales; así como abductores/aductores.

Levantamiento de pierna al frente con control absoluto del movimiento

Cuando tenemos fuerza y controlamos nuestro centro, la musculatura profunda y el control del movimiento (puedes leer mi post Los 6 principios de Pilates), podemos rendir mucho más en nuestro deporte y, sobre todo, evitar dolores, lesiones, y disfrutar del ejercicio… al cien por cien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *