4 pasos para subir tu autoestima

La autoestima es el “aprecio o consideración que uno tiene de sí mismo” y “con la llegada de la menopausia, la mujer pierde vigor físico, elasticidad y belleza, lo que en ocasiones puede provocarle un descenso en su autoestima”. No lo digo yo, sino que lo he copiado del diccionario de Oxford.

No sé si a vosotras os pasa o bien os ha pasado, pero es cierto que, con la premenopausia y la menopausia, una está más sensible de lo normal, lo que unido a cambios laborales, cargas familiares y al hecho de que, a veces, queremos complacer más a los demás que a nosotras mismas y no tenemos toda la ayuda que esperamos de nuestra pareja en casa, hace que ‘petemos’.

Por eso, os quiero recomendar 4 sencillos pasos para querernos más:

1.Cuida tu aspecto físico. Puede ser que te dé pereza o te parezca algo tonto, pero haz como los payasos que escondían su tristeza en su maquillaje. Tú maquíllate también si es necesario los labios de rojo pasión y súbete a unos taconazos. Aunque cueste, cuida tu aspecto físico: la ropa que te pones, los complementos, el peinado… Y, por supuesto, come saludable y haz deporte, que te ayudará a mantener la mente sana.

Mirarte en el espejo y decirte lo maravillosa que eres también te ayuda en tu autoestima (Photo credit: Foter.com)

2. Perdónate. Es importante que en esta etapa de tu vida perdones tus errores, seas comprensiva contigo y no tan exigente. ¿Que has ganados unos quilos de más? Ya bajarás de peso. ¿Que estás un poco más triste de lo normal? No te preocupes. Sé comprensiva contigo misma: todas pasamos momentos malos, pero podemos salir adelante.

Quiérete por lo que eres y no por lo que haces y haz que los demás también te quieran así

3. Pide mimos y abrazos. Y dalos. Si tus hijos son cariñosos ¡aprovéchate! Dales besos, abrazos, caricias… No se van a quejar y a ti te van a producir unas hormonas de bienestar maravillosas. Si tus hijos no son muy cariñosos, refúgiate en tu pareja, tu madre o tu mejor amiga. Pero que te den mimos.

Los besos de los hijos son sanadores (Photo credit: Foter.com)

4. Escribe. Como lo lees. Te recomiendo que escribas cosas buenas de ti. Si te cuesta, pide ayuda a los que mejor te conocen: madre, hermanos, amigas de la infancia. Pero pon por escrito todas esas cosas maravillosas que tienes dentro. Todos esos retos personales, familiares y profesionales que has conseguido en tu vida. Y piensa que puedes repetirlos. Porque, como decía un anuncio de un producto de belleza “tú lo vales”. ¡Créetelo!

 

¿Qué tipo de jefe tienes?

Cuando una es mamá de 40 ya puede decir que ha tenido unos cuantos jefes o unas cuantas jefas. Si buscas por Internet, leerás que el principal motivo por el cual nos cambiamos de trabajo es por el jefe: porque no nos escucha, no nos promociona, etc. Con la experiencia que llevo acumulada en los últimos años, os cuento los cuatro tipos de jefes que he tenido:

El jefe amigo. Es ése que se reúne contigo, te escucha e incluso te cuenta más cosas de su vida personal de las que debería. Un encanto de jefe, vaya. Pero ten cuidado, porque siempre hay uno en el trabajo que es aún más amigo de él y al que tú no le caes bien (porque te puede tener envidia). Así que, para durar en el empleo, ten en cuenta la máxima: ‘los amigos de mis amigos son mis amigos’.

Photo credit: Foter.com

El jefe soñador. Es el que te felicita y te cuenta que está contento contigo, que igual te necesita más horas para encargarte más tareas, o que tendrás que viajar con él a determinada feria europea porque eres una pieza fundamental de la compañía. Hasta que, un buen día, te cuenta casi entre lágrimas que no tiene más dinero para pagarte la nómina. Y así acaba todo. Nuestro consejo es que pongas todo lo que dice entre comillas y que tengas otro empleo en el bolsillo por si acaso.

El pasota. Este tipo de jefe no es que sea pasota en su trabajo, sino con su gente: pasa de ti. Se cree que está en la India, que trabaja en un organigrama de castas y que tú eres un intocable (ser inferior) con el que no vale la pena ni hablar, ni reunirse. Para hacerte visible, necesita que le pelotees, le sonrías y cada dos por tres le preguntes qué tal está. Si estos consejos no te convencen, busca otro trabajo.

Photo credit: Foter.com

El autoritario. Este tipo de jefe tiene como señal su mano extendida a modo de STOP. No escucha lo que le dices y así te lo demuestra con su gesto. Es un jefe que te dice en todo momento lo que tienes que hacer y cómo lo tienes que hacer (exactamente como él quiere, claro). Así que si lo tuyo no es ser una funcionaria ‘sí, woana’, nuestra recomendación es que vayas buscándote otro empleo donde puedas brillar con luz propia.

Y es que, como decía Groucho Marx, “algunos jefes son como las nubes… cuando desaparecen, el día se arregla”. Si tú también tienes un jefe tóxico, no te desanimes. Además del jefe, aquí podrás ver que hay otros motivos por los cuales los empleados quieren cambiar de trabajo. 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo superar el síndrome post vacacional

Con este post, empezamos una nueva sección en nuestro blog: vamos a contaros cosas sobre trabajo, ya que Sandra y yo hemos creído que os podría gustar que tratáramos cuestiones como la conciliación familiar, el liderazgo, o el tema que nos atañe en este post y que es la vuelta al trabajo después de las vacaciones.

Photo credit: Foter.com

Según datos de Coaching Club, un club cuyos profesionales acompañan a personas y a organizaciones a conseguir sus objetivos, cuando volvemos al trabajo después de las vacaciones, tenemos que retomar las responsabilidades olvidadas, cumplir de inmediato con las tareas del día a día, afrontar la acumulación de tareas o correos electrónicos que se ha producido durante las vacaciones, ajustarnos nuevamente al horario de trabajo, vencer la dificultad a reconectarnos con las actividades habituales, entre un largo etcétera de tareas postpuestas. Y todo eso sin olvidar lo más importante: que echamos de menos las vacaciones donde no teníamos apenas obligaciones.

El síndrome post vacacional afecta a 6 de cada 10 españoles y llega a generar una bajada de la productividad laboral de hasta el 80%

Entre las manifestaciones de este síntoma post vacacional están: estrés, ansiedad, pérdida de apetito, falta de concentración, pérdida del sueño… Seguro que tú te identificas con más de una, ¿verdad? Pues para paliar sus efectos, Verónica Rodríguez Orellanaterapeuta y Directora de Coaching Club, ha elaborado una serie de recomendaciones:

1.Aterriza con suavidad. Es lo que se conoce con el nombre de “Softlanding”, una técnica psicológica sobre la que aporta algunos consejos:

a) Necesitas 24 horas para acomodarte a la rutina;

b) Sé positivo y no te abrumes;

c) Piensa en que la rutina laboral es un medio para volver a disfrutar de otro tiempo de ocio, y

d) Comparte con tus compañeros tus vacaciones.

2. Sigue un ritmo gradual. Distingue lo urgente de lo prioritario y reanuda tus obligaciones de manera gradual, de manera que generas una sensación de control que contribuye al equilibrio.

3. Agenda las tres primeras semanas. Hay que estructurarla alrededor de objetivos concretos, posponiendo las reuniones y las decisiones más importantes a la segunda semana posterior al regreso.

Photo credit: Foter.com

Y es que la cuesta de septiembre nos consume emocionalmente, ya que vemos cómo en apenas unos pocos días hemos dejado atrás las vacaciones de verano. Pero ten en cuenta otra cosa: que tienes que estar agradecido de volver al trabajo y que muy pronto tendrás algún puente y las vacaciones de Navidad, que ¡el tiempo pasa volando!

Atrévete a tenerlo todo

Me encanta este título que he puesto, pero lamentablemente, no es mío. Es el título del primer libro de Melania Garbú, una mujer empresaria y consultora de desarrollo personal que acaba de ‘desnudarse’ para contar su historia y ayudar a otras personas a descubrir el poder que hay dentro de ellas y a crear la vida de sus sueños.

Melania es también una mujer coraje. Como he podido comprobar entrevistándola, ‘ha tenido dos vidas’: la primera, una vida sin sentido, donde no se quería demasiado a sí misma. La segunda, la que vive desde los 36 años, mucho más completa y feliz. Esta mujer ha sufrido el abandono afectivo de sus padres, que le dijeron que era el quinta y que no era una hija deseada, y el maltrato psicológico de su pareja, que acabó siendo también físico. Pero ella ha sido capaz de dejarlo todo (menos a su hija, el principal motor de su cambio vital) y de empezar de cero en Barcelona. Aquí tienes una entrevista llena de sentido:

¿Por qué un título como “Atrévete a tenerlo todo”?

Me vino una mañana, como una inspiración. Pensé que era imposible tenerlo todo, ya que quien no desea tener una casa mayor, quiere cambiar de trabajo, etc. Y, es cierto: tenerlo todo es difícil, pero hay que intentar acallar la voz crítica que todos tenemos dentro de nosotros mismos.

¿Cómo es esa voz interior?

Una voz negativa, que nos dice que no podemos hacer tal cosa, que no lo intentemos si quiera. Yo creo que es posible acallar esa voz negativa.

‘Los problemas en la vida no se acaban nunca; depende de ti vivirlos mejor’

¿Cómo podemos acallarla?

Depende del paradigma de la escasez o la abundacia. La escasez nos lleva a pensar que siempre nos falta algo y sólo pensamos en lo que nos falta. Cuando tienes algo, no lo disfrutas, porque estás pensando en lo que te falta. Y, claro, te pasas el día lamentándote, no disfrutas del presente y vives a merced de las circunstancias.

Y, ¿cómo es el paradigma abundante?

Es el que cree que todo es posible. Una persona abundante (en dinero, amor…) no tiene límites. Se inventa cualquier posibilidad para solucionar las cosas que no le gustan.

¿Cómo podemos conseguir ser ‘abundantes’?

Lo primero, hay que dar las gracias. Lo segundo, perdonarnos a nosotros mismos, para perdonar también a los demás. Lo tercero, valorarte, respetarte, para enseñar a los demás cómo quieres que te traten. Y, por último, ser fiel a ti misma y coherente. Para eso, es fundamental pararse a pensar.

‘Tenemos miedo a encontrarnos con nosotros mismos y nos asusta estar en silencio y sin hacer nada’

A muchas personas les cuesta dejar de hacer cosas…

Sí, no saben quiénes son ni para qué han venido a este mundo y tienen miedo de pararse a pensar y ver su realidad. Pero es fundamental parar para amarnos, saber quiénes somos y vivir en consecuencia. Si no, la vida no tiene sentido.

Me encanta la dedicatoria de Melania en mi libro

En tu libro explicas que te has divorciado, ¿cómo ayudarías a otras mujeres que pueden pasar por esta misma situación?

Les diría que el divorcio es una oportunidad para crecer. Yo lo necesité para despertar a una nueva vida. Y, con ello, quise demostrar a los demás que yo podía y que me quiero a mí misma. No fue fácil, ya que no conté con el apoyo de mi familia y rompí con mi trabajo y mi vida social en Benidorm (Alicante), pero me quedé con mi hija. Un día le conté a una coach el tipo de vida que había llevado y me contestó: “Enhorabuena, todavía estás a tiempo de desperdiciar tu vida”. Desde luego, fue una frase lapidaria para recomenzar.

¿Cómo puedo hacer para conseguir lo que deseo?

Es fundamental pararse a pensar y escribir. A continuación, piensa en algo específico y cuándo lo quieres conseguir. Después, en quién tienes que convertirte o qué tienes que hacer para conseguir ese objetivo. Y, por último, pasa a la acción.

Suena fácil, pero no sé si seré capaz…

Pregúntate cuál es tu miedo para conseguir algo y escríbelo. Contesta a la pregunta. Pasa a la siguiente, hasta que llegues al auténtico miedo que te paraliza. Ya verás que ¡es increíble lo que consigues! Y, sobre todo, escribe en tu libreta “estoy disponible para… (algo bueno que desees)”. Nunca escribas “Quiero una pareja”, por ejemplo, porque ya estás dando a entender que tienes una carencia. Es fundamental que lo escribas, porque de esa manera tomas más consciencia de las cosas.

¡Muchas gracias, Melania, por el libro y el maravilloso rato que hemos pasado juntas! La verdad es que fue tan intenso, que creo que este post se queda “pobre” con toda la energía positiva que desprendes.

Y, a vosotras, mamás de 40, os recomiendo el libro, que lo podéis comprar en su página web y el próximo seminario intensivo que ha organizado Melanie en el centro de Barcelona, para el próximo sábado 7 de octubre. Más información en este enlace.

Pilates para mujeres músicas

Hoy os quiero hablar de los beneficios del Pilates para mujeres músicas.

Pilates y artes escénicas fue una de las asignaturas que estudié en mi curso de experta universitaria en Pilates, en la universidad UNIR y me pareció muy interesante. A raíz de ver cómo la hija de 13 años de mi amiga Gloria cada vez está más entregada a su volín y de haber tenido varias alumnas músicas de orquesta a lo largo de mis años como profesora de Pilates, he decidido escribir este post.

El Pilates es ideal para las personas que tocan instrumentos como la guitarra

Hay muchas cosas en común entre las músicas y los deportistas, ya que ambos necesitan de un entrenamiento, previamente a la competición como: calentamiento, relajación, estiramientos… para evitar las lesiones.

Va a influir muchísimo la postura que adopta el músico, que debe de adaptarse al instrumento, tocándolo con movimientos asimétricos. Normalmente, se utiliza una mano o un brazo, mientras con la/el otra/o se aguanta el instrumento. Por lo tanto, las lesiones están casi aseguradas, sino se trabaja la simetría.

Esto me recuerda que, cuando estaba embarazada, me saqué la licencia de Tiro al Arco y, al trabajar solamente un brazo, tenía que hacer ejercicios con el otro y calentar con los dos brazos (sino la lesión es algo que tarde o temprano iba a padecer).

Las pianistas deben intentar sentarse encima de los isquiones

Siempre digo a mis alumnas, cuando están sentadas en la caja corta de la máquina Reformer de pilates, que deben imaginarse que son pianistas a punto de tocar en El Liceo, que imaginen un hilo que les tira desde el cielo, dos ladrillos en los hombros y, sobre todo, que se sienten encima de los isquiones, que son los huesos bien chiquititos que tenemos debajo de la columna. La verdad es que las visualizaciones van fenomenal y quedan maravillosas.

Las lesiones más frecuentes que se pueden observar en las músicas son Síndrome del túnel carpiano, Distonía focal («rampa del músico»), Tendinitis y Bursitis”

Aquí os comento algunos de los beneficios del Pilates para las mujeres que tocan un instrumento:

-Favorece una buena postura (es muy improtante para no hacer sobrecargas en un lado más que en el otro).

-Fortalecer y flexibilizar la musculatura de brazos, muñecas y manos.

-Fortalecer y flexibilizar la musculatura del tronco. Con Pilates, trabajamos la columna. Como digo siempre, que pase el aire entre las vértebras: oxigenar la columna es imprescidible para evitar posibles pinzamientos o hernias.

-Aliviar la tensión corporal. Con Pilates llegamos a un estado de relajación de la musculatura interna y esto nos permite estar más ‘sueltos’ a la hora de afrontar cualquier arte escénica.

-Proporcionar un acondicionamiento físico general. No hace falta que diga que con Pilates nos ponemos fuertes de adentro afuera, desde los musculos más chiquititos que trabajan como la guardia inglesa sosteniendo los más grandes (es trabajo de calidad).

-Mejorar la capacidad respiratoria a través de técnicas de respiración adecuadas. La respiración es uno de los 6 principios del Pilates. Por lo tanto, en Pilates, aprendemos a inspirar y expirar con cada movimiento, optimizando el esfuerzo,  y ¡cómo no! Aumentando nuestra capacidad pulmonar.

Este post esta dedicado a todas las mujeres músicas que merecen mi admiración y respeto y, sobre todo, a las mamás de 40 que se dedican a esta profesión maravillosa y totalmente vocacional.

Entrevista a Consol Bracons, madre de mellizos

Os quiero presentar a Consol Bracons, madre de mellizos, que nos va a contar su experiencia. Conocí a Consol a través de Montse Bracons (su hermana), que fue la primera profesora de la Escola Bressol de mi hijo Enric. Montse empezó a venir a mis eventos de Pilates y Cardio Gap y me comentó que a su hermana, desde que tuvo los mellizos, le faltaba fuerza abdominal y tenía molestias en la espalda. Fue entonces cuando empezó a venir a Pilates con Montse y nos conocimos. Es increíble las ganas y la fuerza de las dos hermanas y lo dulces que son. Para mí son una alegría inmensa y me llenan de positividad cada vez que las veo. ¡Espero que disfrutéis de la entrevista!

Consol, ¿te costó mucho quedarte embarazada?
Nos costó cerca de un año, un poquito, pero al final fue por partida doble.

Su hija Julia

¿Cómo reaccionasteis tu marido y tú, al saber que esperabais mellizos?
Con mucho asombro y algo asustados: nunca nos lo hubiéramos imaginado, fue algo totalmente inesperado.

¿Tienes antecedentes de mellizos en la familia?
¡No qué va! Fue toda una sorpresa.

¿Cómo fue tu embarazo y tu parto?
El embarazo fue muy bien, me encontré perfectamente, a excepción del sobrepeso que cogí (¡¡¡¡32 kilos de más al final!!!!). El parto fue una cesárea programada que vivimos en pareja como una experiencia única.

¿Fueron duros los primeros meses?
Fueron muy duros, no dábamos abasto. Dormíamos cuando podíamos, comíamos a deshoras y nos provocó mucho desgaste físico. Combinábamos pecho y bibe y cuando no era una cosa era la otra. No parábamos, fue muy muy duro: eran 24 horas pendientes de los bebés y estábamos totalmente exhaustos.

¿Cómo ha sido la experiencia de criar a mellizos?
Ha sido muy divertida, salvo en algunos momentos de estrés. Cada uno tiene su propia personalidad, pero hay que tener en cuenta intentar no hacer diferencias entre ellos. Marc tiene un leve retraso cognitivo y eso ha complicado algo más su educación, pero su hermana Julia nos ha ayudado mucho y está pendiente de él cuando lo necesita. Para mí son lo mejor y estoy muy feliz de poder verlos crecer y vivir momentos nuevos cada día con ellos.

El padre Josep y el mellizo Marc

¿Cómo te sientes tu?
Muy orgullosa de ser madre: ver que van creciendo y evolucionando es la mayor satisfacción que tengo.

¿Qué haces para mantenerte en forma?
Mi logística familiar me impide hacer el deporte que me gustaría. No obstante, gracias a Sandra Milián con sus clases dirigidas (pilates, GAP, etc.), he conseguido tener un tiempo para sentirme mucho mejor y en forma. Considero que para las madres trabajadoras y con pocas ayudas familiares es muy importante tener una pausa para una misma y gracias a los eventos de mi amiga Sandra he conseguido tenerla.

(Tengo que decir que Consol ha sido una gran deportista y corredora; tiene mucha conciencia corporal y verla disfrutar en mis eventos es una maravilla).

¿Cómo es tu situación actual?
Tener hijos no une a las parejas; al contrario, provoca más conflictos. Por eso es muy importante tener una relación de pareja consolidada. Hemos tenido momentos de todo, pero siempre hemos intentado ser un equipo y hasta ahora no nos ha ido mal, ya que tengo una gran persona a mi lado.

Con mi marido Josep disfrutando de unas vacaciones

¡Muchas gracias, Consol por contarnos tu experiencia y nos vemos este proximo sábado en la MasterClass de Cardio Gap en la Terraza del Hotel Gallery para darlo todo! ¡Somos mamás de 40 llenas de energia!

 

Hoy cumplen años nuestros hijos Mareva y Enric

Es casualidad, porque hoy, 11 de mayo, nuestros hijos Mareva y Eric cumplen años: 10 y 2 respectivamente. Queremos darles las gracias, porque nos han cambiado nuestras vidas a mejor, para hacerlas más complejas, completas y felices. Y, sobre todo, porque gracias a ellos ahora somos #mamasde40.
Os queremos! Sandra&Rosario

Qué es el entrenamiento Funcional

Os voy a explicar qué es el Entrenamiento funcional que está tan de moda en los gimnasios y que a mí personalmente me encanta. De hecho, mis MasterClass de Cardio Gap se basan en los principios de este tipo de Entrenamiento.

“El entrenamiento funcional es un método de entrenamiento en el que los distintos grupos musculares no se entrenan de forma aislada, sino que se utilizan distintos patrones de movimiento de forma integrada. Las articulaciones y los músculos se mueven en todos los niveles posibles en forma de sistema de cadena y de esta forma resultan más eficaces y funcionales para nuestro día a día. Todos los patrones de movimiento se adecúan a las necesidades cotidianas, resultando de gran provecho para los atletas profesionales o deportistas no profesionales o cualquier tipo de persona que practique este método”.

Disfrutando de un Entreno funcional con la profesinal Mili Denés, fundadora de Actitud Trainning

Estos son los principios del Entreno Funcional:

  • Se entrenan movimientos y no músculos
  • En cada movimento hay implicadas varias articulaciones
  • La ejecución de los movimientos se realiza a partir de la posición neutra del cuerpo.
  • Cada movimiento tiene que haber sido estabilizado antes de desarrollarse
  • La calidad del movimiento es el factor determinante.

En definitiva, entrenamos movimientos que en la vida diaria hacemos normalmente. Cuando tenemos una buena base, podemos añadir objetos como fit ball, gomas, foam roller, bossu, incluso TRX para que, al ponernos en una posición de desequilibrio, tendamos a estar mucho más concentrados en la estabilización del core (musculos del “centro” espalda baja, abdominales, glúteo).

Los Slide Discs, impresicindibles en Mis MasterClass de Cardio Gap

El ‘CORE’ es una palabra inglesa que significa centro. Los músculos del CORE son los encargados de estabilizar el cuerpo. Se encuentran a lo largo del torso y del dorso. Los más importantes son:

  • Recto abdominal
  • Transverso del abdomen
  • Abdominales oblicuos
  • Glúteos
  • Erector de la columna
  • Músculos espinales
  • Abductores
  • Flexores de la cadera (psoas-ilíaco)

Cuando entrenamos en equilibrio los movimentos desde una base desestabilizadora,  el core cada vez se pone más fuerte. Como muchas mamás de 40 y como yo, el centro de nuestro cuerpo o “Core” es la parte que más ha sufrido después de los embarazos y post parto (incluso si no eres madre si entrenamos sin conciencia del centro podemos seguir teniendo dolores de espalda). Pues bien, cuando esta zona central de nuestro cuerpo se fortalece -como digo yo- todo lo demás viene solo.

Tanto en el Método Pilates como en el entreno funcional, el centro de nuestro cuerpo tiene una importancia máxima y hace que nuestros movimientos del día a día sean mucho más eficaces y precisos evitando dolores y previniendo lesiones.

MasterClass de Cardio Gap Funcional que realicé el pasado verano en la Terraza del Hotel Renaissance

Como muchas sabéis en mis MasterClass de Cardio Gap siempre hago entreno funcional. Ahora he añadido los Slide Discs que nos desestabilizan y nos hacen enfocarnos mucho más en el abdomen profundo, para poder realizar el ejercicio. Por lo tanto, trabajamos la zona deseada a través del movimiento repetitvo y la musculatura más profunda del abdomen está siempre en acción.

Me parece un Método de entreno muy completo y os lo recomiendo al 100 por cien.

Bibliografía: Definición de entrenamiento funcional de mi curso realizado en el 2010 de Entrenamiento Funcional Nivel 1  en Orthos.

No tengas miedo a sentir…

Hace tiempo que quiero escribir un post sobre el miedo. Pues debido a mi profesión de Entrenadora Personal llevo más de 10 años ayudando a personas a romper sus barreras del ‘¡No puedo!’.

Después del miedo viene el terror

Aquí os paso una definición muy exacta de Wikipedia, de lo que significa el miedo:

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad”.

En la época de los dinosaurios era muy importante tener miedo, porque era un sentimiento que nos hacía reaccionar y, si venía un rinoceronte detrás nuestro, podíamos salir corriendo como el correcaminos. Actualmente, no tenemos esos peligros y, entonces: ¿qué es lo que pasa? ¿A qué viene tanto miedo?

Sal y ¡cométe el mundo!

Siempre me pasa en Mi MasterClass de Cardio Gap, que algunas de las chicas que no han hecho nunca antes una de estas clases, me dicen que tienen miedo y anulan con causas poco justificadas la reserva. Las que me conocen no la anulan sin una justificación, porque saben que me enfada y mucho: yo soy muy profesional, doy el alma -literalmente- en cada evento y las cancelaciones a última hora ¡me matan!

Yo sé muy bien lo que les pasa en la cabecita: empiezan a darle al coco, a pensar que no van a aguantar, a ponerse pesimistas y, finalmente, todo cae por su propio peso… Cuando esa chica que no ha venido nunca lo prueba y, además, acaba la clase conmigo, compartiendo mi emoción y la de las compañeras: muchas de nosotras acabamos con lágrimas; es la que luego ya hace todo lo posible para no fallar nunca al cardio gap.  Es una sensación que no se puede explicar, porque hay que vivirla. Pero es que ¡tocamos todas juntas el cielo! La autoestima sube como la espuma.

Yo siempre pregunto: ¿tienes lesiones? ¿Cuál es tu edad? ¿Tienes cardiopatías? Cuando todas las respuestas son correctas, según mi criterio de profesional, entran a ser aptas para esta actividad maravillosa que nos hace sentir tantísimo que estamos vivas, gracias a que es pura adrenalina, con endorfinas por doquier. Pues aún y así, me encuetro casos de chicas que se vienen abajo y no se atreven a probar. Por suerte, el porcentaje es mínimo, pero la verdad es que me da muchísima pena. Cuando una de estas chicas se decide a probar de verdad se convierte en una de mis incondicionales y cada vez se va animando más a romper las barreras del ‘No Puedo’.

Yo amo la alta intensidad, me encantan los retos, la superación. Estamos dos días en este mundo y no quiero desperdiciar ni un solo segundo pensando que no puedo conseguir algo: hay que intentarlo, darlo todo, entregarse y ¡confiar!

El miedo nos paraliza

Entiendo que estamos en un mundo que es muy peligroso confiar en las personas, que hay mucha gente mala, etc. Pero qué queréis que os diga. Yo sigo confiando en las personas, sigo adelante, pase lo que pase y eso es lo que intento transmitir cada día a mis queridas alumnas.

El miedo paraliza, no te deja avanzar, te deja bloqueada…

¿Qué harías?

Te propongo que hagas una lista de todas las cosas que te gustaría hacer si no tuvieras miedo a hacerlas y que las vayas visualizando una a una. Como dice mi querida Arancha, después de haber pasado un cáncer de mama: lo que sueñas se cumple. No te pongas límites: ¡Vive, disfruta, siente! Y, ¡sí! Quizás en el proceso, sientes un poco de angustia, emoción, dolor físico o mental; pero súperalo y hazte fuerte.

Yo he pasado muchas cosas en la vida, muy duras y otras increíbles. Pero lo que tengo claro es que nada me va a parar y, ahora que soy madre mi hijo, me ha dado unos súper poderes, que soy como un tren de alta velocidad: duermo menos, como cuando puedo, mi vida no es fácil… Pero cuando tengo retos por delante, me tiembla el alma de emoción y eso, amigas, no se puede comparar con nada. La emoción de superarse, de seguir adelante. No tengas vergüenza, olvídate de la opinión de los demás, persigue tus sueños y… Keep going!

Somos #mamasde40 y más y ¡nada puede pararnos! ¡A por todas!

Liliane, madre primeriza a los 45, nos cuenta su experiencia

Hoy os presento a Liliane van der Plassche, una mujer que conocí a través de una aplicación para promocionar mi taller de Abdominales Hipopresivos hace casi un año. Me impresionó su fortaleza, tesón y su gran personalidad. Desde aquel primer taller, se ha convertido en una incondicional en mis eventos Fit y la admiro muchísimo. Hoy nos cuenta su historia y espero que disfutéis leyéndola tanto como yo haciéndole la entrevista.

Liliane es una habitual en mis Master Class de Pilates

​¿Cuánto tiempo hace que llegaste a Barcelona?
Ya hace más de 40 años…

¿Te adaptaste bien?
A los 10 años, los niños se adaptan muy bien al sol, a la playa y al buen tiempo. Bromas aparte:
fui a un colegio francés y me adapté perfectamente. Mi madre era guía turística en Barcelona y estábamos muy introducidos con la cultura de aquí.

​¿Vas mucho a Bruselas?
A los 18 años me fui 2 años a Bruselas para decidir si me gustaría más vivir ahí. Podría haber entrado en el Parlamento Europeo con mi prima, pero finalmente volví porque echaba de menos a mis amigos y mi núcleo familiar. Lo pasé genial ahí. Fui a Londres, Ámsterdam, París, a la costa. Es tan fácil viajar desde Bélgica. Ahora, una vez al año o voy yo, o viene mi familia belga a España. Estoy muy orgullosa de mi familia, estamos muy unidos, aunque nos veamos poco. Eso sí, mi prima tiene un nivel de vida mucho mejor que el mío, pero no tiene ni el sol ni la alegría de aquí. ¡¡¡Me lo dice siempre cuando me quejo!!!

​Fuiste madre primeriza después de los cuarenta, ¿cómo era tu vida entonces?
​A los 40 años rompí mi relación, porque sentía que no avanzábamos. Me vi en plena crisis de los 40. Al mismo tiempo, falleció mi madre y me quedé encerrada en casa varios meses. El primer día que salí, tuve un flechazo, luego vino un embarazo utópico y todo se complicó. Me dijeron que ya solo quedaba el in vitro por mi edad y sin una trompa. No conseguí convencer a mi pareja, así que poco a poco fui abandonando el tema.

Cuando me relajé y acepté mi frustración, llegó mi mejor regalo: un embarazo y una preciosa hija

¿Por qué decidiste dar el paso a ​los 45 años?​
A veces tú no lo decides.  A los 30, tenía claro que no quería ser madre: quería ser libre, aprender, divertirme y conocerme.

​​¿Cómo fue tu embarazo?
Nunca me encontré tan bien y con tanta energía. Me veía resplandeciente. Un día antes de mi cesásera concertada ¡¡¡hice una clase de Pilates!!! Tuve mucho miedo con la amniocentesis, porque había mucho en juego. Tenía claro que haría todas las pruebas, porque quería un/a niño/a sano/a.

Mi hija me llena de alegría

¿Cómo fue el postparto?
Fue fácil. Creo que lloré solo un día diciéndome a mí misma ‘no sé si podré yo sola con todo esto’. Era una mezcla de emociones, hormonas y mucho cansancio. ¡Y tanto que pude! Al mes y medio, me fui con mi baja maternal unos meses a casa de mi pareja en Ibiza, luego aproveché para viajar a Mallorca, Alemania, Bélgica, EEUU, para presentar a mi tesoro. En un largo vuelo, me aplaudieron porque mi hija no lloró ni un instante y eso en parte era porque su mamá transmitía felicidad y tranquilidad.

¿Tardaste mucho ​tiempo ​en recuperarte?
No, porque no engordé apenas con el embarazado e hice mucho Pilates. Además, con el estrés del día a día adelgazas a la fuerza. Es emocionante e íntimo dar de mamar, pero estar enganchada todo el rato para amamantar ¡¡¡a veces me desesperaba!!! Con una baja maternal, con un bebé que deseabas y viajando tanto ¡me sentía bien en cada momento!

Actualmente, estás sin pareja.
Cuando mi hija cumplió los 3 años y medio decidí separarme. Lo intenté todo para solucionarlo, todos deseamos una familia unida y feliz. Quiero mucho a su padre, pero la convivencia era insostenible.

Tu experiencia como madre separada…
Es duro, agotador y te sientes atrapada. Pero luego te organizas y no paras de hacer cosas con tu hija, con otros padres y otros niños. Me apunto a todo sin tener que dar explicaciones y el resto del tiempo sigo con la rutina y estabilidad para mi hija.

¿Has tenido ayuda familiar para criar a tu hija en Barcelona?
No siempre, porque viven a 20 km y tienen muchos nietos. Pero tuve la gran suerte de tener una cuidadora excelente. Una mujer andaluza, muy alegre y cariñosa. Pero tanto mi padre y mi madrasta, mis hermanos y cuñadas están ahí en momentos difíciles… ¡Son todos encantadores! Pero tienen su vida y te das cuenta de que al final estás sola.

¿Cómo es tu vida como madre trabajadora y una preciosa hija de 5 años?
No la cambiaría por nada. Tengo un trabajo fijo que me gusta, una hija sana y feliz, vivo donde me gusta. Lo malo: muchos gastos y sacrificios. Ahora solo tiene que llegar el momento de encontrar a alguien y compartir otras cosas.

¿Cambiarías algo de tu experiencia como madre primeriza a los 45?
No, porque yo todavía tengo mucha energía y paciencia. Además, después de pasar muchos años siendo libre, sin apenas responsabilidades, llega un momento en que te apetece cuidar de alguien y sentirte más útil. Y los 40 de hoy son los 30 de antes. Soy consciente de que doy esperanza a muchas mujeres que quieren ser mamá y tienen ya sus 44 años. ¡¡¡Adelante!!!

¿Qué haces para mantenerte en forma?
Para mantenerme en forma, no estoy nunca en el sofá. Cuido la alimentación, no me es un sacrificio, ya que me encantan la verdura y la fruta. Hago 2 clases de yoga a la semana y, cuando puedo, hago ejercicio sola en casa. De vez en cuando, voy en bici, a correr o hago esquí acuático. Y, sobre todo, cada mes voy alternando los eventos de Sandra Milian, tanto el Cardio Gap como el master Pilates. He notado una transformación en mi cuerpo desde entonces y estoy muy motivada.

Aquí estoy en uno de los eventos de Pilates de Sandra

Muchas gracias  por contarnos tu experiencia como madre separada y primeriza después de los 40. Nos vemos en mi próximo evento de Matt Pilates dos horas, el próxmo 1 de Abril.