Siete pasos para proteger tu piel y tu cabello del frío

Este pasado fin de semana,  bajaron tanto las temperaturas, que en muchas pistas de esquí se ha inaugurado la temporada del deporte blanco. El frío y el viento resecan mucho el cabello y la piel y hacen que ésta se note más cansada, con más rojeces, deshidratada…

Marina Rulló, Directora de Centros de Estética Rame y Adolfo Remartínez, creador de Nuggela Sulé, nos proponen hacer frente al frío en nuestro rostro y en nuestro cabello respectivamente, con estos siete sencillos consejos:

1. Descansa más. Cuando anochece antes, tu cerebro necesita producir más melatonina y, por lo tanto, tú necesitas dormir bien y las suficientes horas. Ponte un horario para irte a la cama.

Cuando duermes, tu piel se repara y regenera. Un sueño ineficiente y una temperatura fría causan un rostro apagado y con síntomas de fatiga

Tienes que dormir al menos ocho horas (Photo on Foter.com)

2. Limpia el rostro con productos que no produzcan sequedad. Para tu limpieza diario, es mejor que lijas aceites limpiadores, que son más hidratantes, aportan más elasticidad y ayudan a limpiar el rostro de células muertas.
3. Hidrata tu piel con ceras alba y glicerina: mantienen la piel con más humedad y aumentan los niveles de hidratación. Respecto al cabello, aplica mascarillas y acondicionadores para restablecer su brillo natural. Usa gorros y coletas con el cabello completamente seco, porque la humedad es enemiga del folículo piloso.
4. Reserva hora para un tratamiento con ácido hialurónico, el cual aporta agua a tu piel y, por lo tanto, la hidrata mejor. Para el cabello, es el momento de hacerte un tratamiento de regeneración capilar, ya que en estos meses renovamos hasta unos 12.000 cabellos. Nosotros te recomendamos el tratamiento de Kérastase que publicamos en este post.

El cabello y la piel sufren con el frío (Photo on Foter.com)

5. Modera la temperatura ambiental, ya que ayuda a mantener la piel y el cabello más hidratados. Evita, por lo tanto los cambios de temperatura bruscos. En el caso del cabello, además, debes de lavártelo con agua templada. Aunque te apetezca agua caliente, ésta daña la piel del cuero cabelludo e inflama la glándula sebácea, lo que provoca que, a la larga, la piel se reseque y aparezcan problemas de caspa.

Cuando te pongas el champú, realiza un masaje en el cuero cabelludo y, después, aplica una mascarilla para hidratarlo bien y sécate el cabello con moderación

En invierno, puedes mantener el cabello así de sano (Foto: New Look)

6. Cuida tu alimentación. Pescados como el salmón contienen grasa natural que los convierten en una excelente fuente de ácidos grasos esenciales (AGE). Estos ácidos ayudan a mantener tu piel hidratada. Por su parte, comidas como la sopa de cebolla, la quinoa, las verduras y las carnes ricas en proteínas ayudan a mantener en invierno un cabello sano.
7. Toma suplementos vitamínicos que contengan colágeno, ácido hialurónico y vitamina C, ya que ayudan a la regeneración celular gracias a sus aportes de agua y a su efecto antioxidante. Para la formación del cabello, escoge complementos ricos en vitaminas del grupo B, aminoácidos, hierro, zinc o azufre orgánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *